Las historias de los seres en los que hoy en dian casi no se cree y se han quedado en el olvido, y aquí las puedes recordar.

Martes, 11 Marzo 2008

LOS FOLLETTI, ESPÍRITUS DEL VIENTO

En Italia dicen que viven unos pequeños seres muy burlones que acompañan a los hombres en los días de viento. A estos seres se les conoce con el nombre de folletti cuando son varios y folletto cuando solo es uno. La mayor diversión de los folletti es gastarle bromas a los hombres: les levantan las faldas a las niñas, hacen que se escapen los globos, revuelven los papeles, obligan a los niños a seguirlos llevandose rapidamente los balones, etc.
Seguro que en más de una ocasión te ha sobresaltado una fuerte y brusca corriente de aire que ha durado solo sólo unos segundos. Si esto te ha sucedido alguna vez, es que un folletto ha pasado cerca de ti. Normalmente no se les vé porque los folletti se ponen un gorro rojo que los vuelve invisibles, pero se nota su presencia.

La proxima vez que te sorprenda una fuerte corriente de aire, mira atentamente a tu alrrededor, pues puede que veas al folletto que te ha empujado.

Te describo como es para que lo reconozcas:
Su cuerpo es mu pequeño, pero sus piernas y brazos son largos y delgaditos. Aprovecha

las corrientes de aire para desplazarse, y es entonces cuando se deja llevar por el viento, dejando su cuerpo lacio como si se tratara de un muñeco de trapo. Tiene las orejas parecidas a la de los duendes, terminadas en punta, y se pone un largo pañuelo alrededor del cuello para que se mueva con el aire. Dicen que si te armas de valor y le quietas el gorro a un folletto éste perderá toda su fuerza y te concederá un deseo.
¿Que le pedirias tu?

LAS SALAMANDRAS, LAS HADAS MÁS ANTIGUAS.

Según la mitología clasica, fue el titán Prometeo quie le regaló a los hombres el fuego, uno de lo bienes más preciados del Olimpo, reservado hasta entonces slolo para el disfrute de los dioses, y por esta osadía Zeus castigó duramente a Prometeo. Mandó que lo encadenaran en un monte del Cáucaso y lo condenó a soportar día tras día los picotazos de un águila, la cual a diario se comía su hígado, que se regeneraba todas las noches para sufrimento eterno del desdichado titán.

Pero lo no contó el mito es que al cederles el fuego a los hombres, Prometeo puso en contacto a estos con las salamandras, que son las hadas más antiguas que existen, además de las más respetadas pues son muy anteriores a los dioses.
Probablemente fue eso lo que enfado tanto a Zeus, ya que no conviene que los hombres conozcan los secretos que ocultan estas hadas tan sabias y tan viejas. Dicen que ellas tienen la llave del arca que oculta,el misterío de el por qué de la vida y la muerte y que a algunos hombres especialmente justos les concedieron la sabiduría.

Pero eso sólo ocurrió una o dos veces.
En ealidad, la relación de los hombres con las salamandras no hasido buena. A ellas no les gustan los usos que los hombres le dan al fuego. Y por eso, simpre que alguien se quema, está detrás la salamandra castigandolo por algún motivo.

No resulta facil verlas pero, a veces, en las llamas aparecen dos ojos brillantes y enrojecidos y una cola como de reptil; son las hadas del fuego que se manifiestan para que no las ovidemos.

LA VOUIRE, CRIATURA FANTÁSTICA DE LOS RÍOS...

En los b osques del Franco Condado habitaba la temida vouivre , una serpiente alada con capacidad para convetirse en mujer, y allí mismo, en aquellos parajes, escondía su tesoro la bestia, aunque su bien más preciado lo llevaba siempre consigo. Se trataba de un rubí que tenía engarzado en una diadema que colocaba sobre su frente. Los que la habían visto afirmaban que por las noches acudía con sigilo hasta el río y se convertía en la más hermosa de las mujeres. Desnuda, dejaba la diadema sobre una roca y nadaba durante horas sin importarle que los hombres la comtemplaran hipnotizados por su belleza.

Un verano, un apuesto y ambicioso capitán del ejército abrigó la esperanza de hacerse con el rubí y trazó un plan para apoderárselo. Comenzó a acudir cada noche al mismo lugar donde nada la vouivre he intento hacerse su amigo nadando desnudo con ella hasta que esta cogió confianza y empezó a descuidar su rubí en uno de estos descuidos el apuesto capitán cogió la diadema y se fue corriendo a su barco al darse cuenta del engaño la joven se convirtió en la vouivre y salió volando en busca del ladrón al encontrarlo este tropezó y callo contra una roca quedandose inconsciente, al despertar esperaba encontrarse muerto ya que se decia que la vouivre se dedicaba a devorar todo el que pudiera, pero no era asi enrealidad la vouivre es un ser vondadoso y gentil y esta historia es la que iba contando el capitán en sus viajes, lo cual le dió a este ser una mejor reputación.

EL AFANC, BESTIA DE LAGOS Y ESTANQUES

Cuenta una leyenda que una enorme bestia vivía en un estanque del rio Conwy, al norte de Gales.A esta bestia la conocian con el nombre de afanc y creían los vecinos que trataba de un castor gigante. Su cabeza ere descomunal y sus dientes eran largos y afilados, pero su cola era similar a la de cocodrilo, por lo que ciertamente dudaban de que realmente fuera un castor.

En cierta ocasión los hombres del valle de Conwy se propusieron acabar con el afanc.

Seguro que ya sabes que todos los seres del universo, inclusos los más poderosos y fuertes, tienen un punto débil y que, para vencerlo, basta con encontralo. Pues esto tambien lo sabían los vecinos del valle, que observaron durante meses al afanc para descubrir su debilidad. Lo que nadie esperaba es que el agresivo castor se transformara en un ser tímido y adorable cuando una chica joven pasaba junto a el.

Una fría mañana de invierno más de cien hombres se escondieron cerca del estanque. Lo tenían todo planeado: una hermosa joven les servía de anzuelo.

Una niña se acercó a la orilla el estanque y, con todo mimo, le pidió al afanc que acompañara a un sitio que ella conocía. La bestia no lo dudó y se fue con ella como un gatito. La niña se sentó en la hierba y el afanc se echó junto a ella, dejandose acariciar. El monstruo se sentía tan a gusto que se quedó dormido a su lado. Cuando los hombres notaron que el castor ya no se movía , se acercaron y lo sujetaron con cadenas a unos bueyes.
El afanc se sintió tan humillado que no hizo nada por defenderse.
Agachó la cabeza y se dejó arrastrar hasta el centro del pueblo, donde acabaron con su vida.



Esta el la triste y desgraciada historia de una bestia llamada Afanc, su descripción es esta. Mostruo marino descrito como una especie de castor gigante, que habita en algunos lagos y estanques. Es un ser voraz, que sólo piensa en devorar hombres y animales con su enorme uijada.
Página 1 de 1. Total : 4 Artículos.